Moda para mujeres entre 50 años o más. Pensada para adaptar su vestimenta a su gusto y a su cuerpo

La moda no tiene edad. Así tengamos 20 o 50 años, lo esencial es adaptar nuestra vestimenta a nuestros gustos y a las formas de nuestro cuerpo. Para una mujer de más de 50 años, es importante no quedarse eternamente en la adolescencia ni envejecer antes de tiempo con prendas demasiado clásicas. Entonces, ¿cómo vestirse después de los 50?.




Seguramente ya te pasó de ir a comprar ropa y tener la sensación de que nada se adapta a tu edad. Sin embargo, adoptar un estilo propio tiene que ver con adaptarse a las nuevas tendencias dentro de lo que nos conviene.

En primer lugar, vamos a tomar en cuenta algunas consideraciones que sirven para todas las mujeres, independientemente de la edad que tengan.

Si estás a punto de ordenar tu guardarropas o de comprar algo nuevo, estos consejos van a serte de mucha utilidad.

-Todo lo que compres o tengas guardado, te tiene que gustar. ¡Condición no negociable!

– Los clásicos nunca pasan de moda: pantalones angostos, suéteres con escote en V y el clásico y siempre elegante vestido negro.

– Descartar todo lo que sea demasiado chico o demasiado corto y obviamente, demasiado usado. Nada de suéteres “con pelotitas”, sacos con codos brillantes ni pantalones que al agacharte dejen ver tu ropa interior.

– Elige pantalones con cintura alta que marquen las caderas pero no las piernas.

– Compra menos pero mejor. No dudes en invertir un poco de dinero en una prenda de buena calidad que durará más tiempo y se podrá combinar con muchas otras.

– Cada vez que compres algo presta atención al corte, las terminaciones, el material y que los broches y cierres funcionen a la perfección.

Después de haber reorganizado nuestro guardarropas tomando en cuenta estos consejos y descartando todo eso que decidimos ya no formará parte de nuestro estilo, vamos a ver dentro de estas sugerencias, cómo implementar distintos atuendos que puedes combinar entre sí para estar siempre elegante, a la moda y por sobre todas las cosas, luciendo prendas acordes a tu edad.

– Polleras para todos los gustos: Si hay algo con lo que nunca te puedes equivocar es con una pollera hasta la rodilla. Las que son muy altas, no deben superar la rodilla ni hacia arriba y hacia abajo. Las de menor estatura, pueden hacer llegar la pollera 3 o 4 cm antes de la rodilla.

Las polleras rectas son más indicadas para mujeres más rellenitas, mientras que las polleras más anchas se adaptan muy bien a las siluetas más finas. Si te gusta llevar una falda hasta los tobillos, realza tu estilo con botas.

¡Nunca uses zapatos bajos con faldas largas!




-Juega con los colores: A cualquier edad, es posible llevar colores vivos. Ya sea un color habano en degradé hasta el amarillo pasando por el color maíz, o un violeta con toques de malva hasta el lila, todas las tendencias son válidas. Si estos colores te gustan, ¡no te prives de ellos! Un rojo cereza, un verde menta o una azul Francia pueden hacerte lucir radiante.

Cuidado, si tu tez es muy pálida evita los colores claros como el beige, el marfil o el gris. Y no olvides elegir el color de tu ropa en función del color de tu cabello. Si optas por dejar el cabello natural y tienes canas, olvida el marrón, el naranja o el blanco opaco.

– El mejor pantalón: ¿Te gusta el color negro? ¡A mí también! ¡Es tan elegante! No olvides elegir el talle exacto porque un pantalón demasiado ajustado o demasiado grande puede arruinar tu look.

Equilibra la elección del pantalón con tu silueta. Las mujeres que tienen hombros estrechos optarán por un pantalón más angosto en las piernas. Mientras que las de hombros más anchos, se verán mejor con pantalones con piernas más amplias.

¿Estás dudando si usar jeans o no? No hay motivo para privarse de este pantalón tan cómodo y tan clásico. ¡No importa la edad! Lo importante es elegir un buen corte y elegirlo de un tono bien oscuro.

Opta por un Jean que seasemi elastizado para que se adapte mejor a tu cuerpo y de esta manera evitar que se deforme.

– Los vestidos, otro clásico: El indispensable es el vestido negro. Sabemos que nunca pasa de moda. A cualquier edad, podemos usar un vestido negro que siempre luce y es ligeramente sexy.

Elige un color que combine con tu cabello en una tela que te resulte cómoda. Combínalo con un pañuelo de un color diferente, que haga contraste y que combine que puedes llevar anudado en los hombros. Remata tu estilo con un broche brillante que nunca pasa de moda, si se presenta una ocasión para usar tu vestido de noche.

-¡Cuidado con los escotes! En este caso, hay que pensarlo bien. A una cierta edad los escotes muy pronunciados no quedan bien. Un escote redondo luce mejor para quienes tienen senos pequeños, mientras que las más voluptuosas deben elegir los escotes en V por sobre los cuadrados y evitar los cuellos tipo “tortuga”.

Otro consejo: utiliza una prenda adicional entre la prenda de vestir que hayas elegido y tu ropa interior. ¡Esto realzará tu figura!

-Sacos y camisas: Las camisas y las blusas son siempre una buena base. Las costuras de los hombros siempre deben estar en su lugar, de otra forma; no luce.

En cuanto a los colores, no estamos obligadas a usar blanco o negro. El azul marino, el bordó siempre quedan bien. Y para las más osadas que quieren impactar en un acontecimiento especial el rojo vivo y el verde esmeralda.

¡Los sacos son tan elegantes! Un clásico indispensable para estar bien vestida. Tiene que ser rectangular y ceñido al cuerpo, ¡pero no mucho! Tampoco debe ser muy largo, en especial si eres de baja estatura. El largo debe llegar a la cadera o tal vez unos centímetros más abajo.

-Abrigos y sobretodos: Los abrigos son el toque final y también debemos prestar atención a qué utilizamos para elegir cuál es el mejor. Debe ser en contraste con el color principal de tu atuendo.

Dependiendo de la ocasión, puedes elegir algo original en cuanto al color y la textura.

Lo más importante es el corte: abotonado, que no ajuste a la altura de los senos y debe superar en largo cualquier cosa que lleves debajo.

¡Este toque final marca la diferencia!

-Accesorios: Los collares largos o cortos siempre quedan bien y en cualquier ocasión siempre y cuando estén en armonía con tu talla. Los collares muy largos o muy gruesos están completamente prohibidos si eres muy voluptuosa. Y también es importante “la dosis”, es decir; evitar utilizar aros muy largos con un collar imponente.

Una cadena fina, unos aros pequeños y una pulsera delicada es todo lo que necesitas.

Sombreros, gorros de lana, bufandas, pañuelos al cuello, guantes… Todo está permitido a la hora de los accesorios en combinación de texturas y colores.

-¿Y los zapatos? En este caso lo primordial es la comodidad. Si eliges zapatos de taco que no superen los 5 o 6 cm de alto. Un calzado más alto pasa a ser peligroso y es probable que después de un rato ya incomode.

Tampoco vayamos al extremo de los zapatos bien bajos sin taco, porque esto deteriora nuestra apariencia y “envejece”.

Nuestro consejo es:

-Tacos cuadrados, sinónimos de confort y seguridad. Ideales para utilizar con una pollera recta a la rodilla o un pantalón que afina la silueta.

-Botas de caña corta y taco bajo. Esto combina estilo y confort.

-Para una ocasión especial, zapatos de taco alto de no más de 6 cm con algún brillo o metalizados, para utilizar con un estilo sobrio.

-Zapatos bajos, para acompañar un dúo de jeans y suéter, del color que combine con tu prenda.




-Calzado deportivo, sólo para hacer deporte o con atuendo deportivo.

Todas hemos estado en esa situación de no saber bien si la ropa, los zapatos, el maquillaje que estamos utilizando están acordes a nuestra edad o a nuestra silueta. Esta guía puede ayudarte a elegir lo mejor que se adapte a tu estilo dentro de lo que te gusta.

Si te estabas debatiendo entre no saber si aún podías ponerte la minifalda o cargar tus cosas en una mochila Hello Kitty o crees que te estabas vistiendo de manera tal de que parecías hermana de tu abuela, llegó la hora de replantearse qué es lo mejor a nuestra edad y renovarnos para bien.

¿Crees que el negro siempre queda bien? Claro que sí, pero no hay que abusar. Es ideal para un evento en especial y siempre “cortándolo” con un color de mucho contraste.

¿Entonces uso colores estridentes? Tampoco. Un toque de color vivo está bien pero a esta edad, es preferible privilegiar los azules, el color ciruela o el color habano.

¡Encuentra tu estilo y renuévate!

 

Si te gustó, Dale Me Gusta y COMPARTELO


Deja tu comentario y dinos si tienes alguna duda sobre lo que leíste