Un dermatólogo me brindó esta receta para mis pies y no he vuelto a hacerme más pedicura

Belleza 204 Visitas

No cabe la menor duda, que los pies tienen un enorme trabajo en el dia a día, ellos soportan todo nuestro peso y nos dan equilibrio, pero numerosas veces no les dedicamos la atención debida.




Si bien es cierto, estos pueden pasar por varios factores, que generan cambios y por consecuencia se produce daños, entre las causas se encuentra el cansancio que pueden presentar por las actividades diarias que realiza o por el empleo en el que se encuentra.

Los pies no tienden a recibir el mérito que merecen por tanto trabajo que soportan.

Pues el caso es que esta parte del cuerpo si se ve agrietada y seca, se tornan muy poco atractivo y da a entender que no cuidas de ti mismo como lo deberías hacer, es por ello que debemos tenerlos lo más arreglados que sea posibles.

Cuando no cuidamos esta área del organismo además de verse algo desagradable puede también llegar a ser un dolor muy punzante, molesto e irritable.

Hoy vamos a compartir contigo una fórmula increíble con la cual tus pies quedarán como los de un verdadero bebé.




Lo bueno es que es completamente natural y además poco costoso en realidad. A partir de ahora tus pies van a obtener el trato que tanto se merecen y los podrás lucir cuando quieras con tus zapatos de mayor preferencia.

De modo que aprende a hacer hoy mismo en casa esta fácil fórmula que estamos seguros que te quedaras encantado. Los ingredientes son muy simples de conseguir y así podrás aplicarte el tratamiento cuando lo quieras. 

Ingredientes:

  • 2 o 4 tazas de leche.
  • 5 cucharaditas de avena.
  • 5 cucharadas de aceite de coco.

Preparación:

Para comenzar vas a combinar en una olla todos los ingredientes hasta que estén bien calientes. Luego debes dejar reposar por un tiempo, la combinación y colocarla dentro de un recipiente grande donde puedas meter tus pies. Tendrás que dejarlos ahí por 10 minutos.

Si lo deseas puedes agregar un poco de bicarbonato a la mezcla y masajear tus pies para que la exfoliación sea más efectiva.

Pasados los minutos enjuaga tus pies bien con agua caliente, sécalos y aplica una pequeña cantidad de crema hidratante. La leche ayudará a hidratar tu piel reseca, asimismo que exfolia, aclara las partes oscuras y calma alguna irritación que puedas tener. Esta puede ser una gran auxiliar en la recuperación de quemaduras solares y reparar la piel dañada.




Notaras de inmediato cómo después de hacer esta increíble tratamiento tus pies parecen otros, estarán suaves, hermosos y  listos para dar un bello paseo en sandalias. No lo dudes más y hacer este fácil tratamiento en casa desde ya.


Si te gustó, Dale Me Gusta y COMPARTELO


Deja tu comentario y dinos si tienes alguna duda sobre lo que leíste

Compartir

Comentarios